Miguel Schiaffino: “vrAse fueron las primeras gafas de realidad virtual y aumentada que usaron el smartphone para funcionar”

Alumni de la Universidad Europea de Canarias y creador de unas gafas de realidad virtual

Business, Health, Investigación

Miguel Schiaffino, estudió grado en Dirección y Creación de Empresas en la UEC, y ha desarrollado unas gafas de realidad virtual que cuentan con un dispositivo que permite probar diversos tipos de gafas antes de comprarlas, una iniciativa que se ha realizado en colaboración con una multinacional japonesa

6 Nov 2017


¿En qué consiste exactamente el desarrollo de estas gafas de realidad virtual?

vrAse fueron las primeras gafas de realidad virtual y aumentada que usaron el smartphone para funcionar.

¿Cómo surge la idea y con quién la inicias, si es que cuentas con socios y/o colaboradores?

Antes de vrAse, estuve durante años analizando el sector tecnológico y de qué manera podía contribuir al mismo empezando con muy pocos recursos económicos. Siempre llevo varias ideas que desarrollo mentalmente en paralelo y en el campo de la realidad virtual y aumentada, pensé que usar el smartphone era una revolución disruptiva, debido principalmente a su sencillez.

Contamos con un pequeño número de socios capitalistas canarios y uno peninsular. La gran mayoría del trabajo lo he desarrollado en solitario con el apoyo de un maestro industrial gallego, del cual he estado aprendiendo estos años.

¿En qué estadio de desarrollo está el proyecto: como prototipo, ya se comercializa, etc.?

En la actualidad tenemos dos productos; el primer simulador de gafas y las primeras gafas de realidad aumentada y virtual. El simulador de gafas es un producto que ya se comercializa, orientado al mercado B2B de las ópticas, y consiste en un dispositivo que nos permite probar como se verán con nuestras futuras gafas antes de comprarlas. Es un producto desarrollado completamente en conjunción con una multinacional japonesa que, entre otras cosas, nos ha brindado la liquidez necesaria para terminar la industrialización de nuestro producto B2C; vrAse. Respecto a este, nos encontramos trabajando para llegar a la capacidad nominal de producción antes de ponerlo a la venta y puliendo muchos detalles. En cuanto estén listas las presentaremos en sociedad.

Estás desarrollando esta empresa en Galicia, cuando tú eres canario. ¿Por qué Galicia?

Galicia cuenta con tejido industrial asociado al sector del automóvil, que es uno de los más avanzados del mundo y también uno de nuestros socios es gallego. Me hubiera encantado haber desarrollado el proyecto en la tierra donde nací, de una manera más cómoda y confortable, pero actualmente hay demasiadas trabas impositivas y burocráticas. Es una pena, porque en realidad no hay barreras técnicas que impidan una explosión de progreso en Canarias. La distancia lo fue en el pasado, pero en la actualidad los costes del transporte tienden a cero por la electrificación solar y las comunicaciones han experimentado igualmente un avance espectacular.

¿Tienes previsto expandir tu negocio a nivel nacional e internacional?

Sí. Tenemos la empresa registrada en España y Reino Unido. Los productos que desarrollamos están en un mercado naciente y pueden disfrutarse en el mundo entero, por lo que la tendencia natural de ventas es expansiva.

¿Qué aportó, a esta iniciativa y otras que hayas emprendido, tu paso por la Universidad Europea de Canarias?

En mi caso fue potenciar la curiosidad que tenía sobre el mundo financiero y conocer a gente con ganas de estudiar en una universidad competitiva y dinámica.

Desde tu punto de vista, ¿existe suficiente emprendimiento en Canarias por parte de las personas que acaban la universidad o falta más iniciativa?

No conozco las últimas estadísticas, pero me atrevería a decir, que quizás se tendría que incidir en aspectos que fomenten la capacidad de sacrificio y visión realista del entorno, para convertir a más “emprendedores” en “terminadores/ganadores”.