Las capacidades surgen de la diversidad, según el foro Leaders For Change de Canarias

Responsabilidad Social

El debate contó con la presencia de la consejera de Igualdad del Cabildo de Tenerife, Estefanía Castro; de Ana Mengibar, presidenta de la Asociación Queremos Movernos; de Tomás Martín, presidente de la Asociación Tinerfeña de Lucha por la Salud Mental y de Erio Ziglio, exdirector de la oficina europea de la OMS

16 Nov 2017


La diversidad es una oportunidad para crear y fomentar las capacidades de las personas y de las organizaciones, según se concluye del foro Leaders for Change: la diversidad como activo, que organizó el 15 de noviembre, la Universidad Europea de Canarias en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de La Orotava (Tenerife).

El debate contó con la presencia de la consejera de Igualdad del Cabildo de Tenerife, Estefanía Castro; Ana Mengibar, presidenta de la Asociación Queremos Movernos; Tomás Martín, presidente de la Asociación Tinerfeña de Lucha por la Salud Mental y Erio Ziglio, exdirector de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud y fue moderado por el profesor de la Universidad Europea de Canarias y socio del Pacto Mundial de la ONU, David Curbelo.

El evento fue presentado por la tercera teniente de alcalde y concejala de Bienestar Social y Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de La Orotava, Belén González, quien valoró la realización de estos eventos como forma de concienciación y explicó las medidas de igualdad que están llevando a cabo el Consistorio.

Por su parte la rectora de la Universidad, Cristiana Oliveira, indicó que el objetivo de esta jornada es “hacer tangible nuestro compromiso Here for Good, porque creemos en la educación como motor para cambiar el mundo y mantenemos un firme compromiso con las comunidades donde estamos presentes con el objetivo de impactar positivamente en ellas”.

Estefanía Castro puntualizó la necesidad de poner en marcha acciones políticas que terminen con la discriminación que sufren determinados colectivos de mujeres, sobre todo en el ámbito laboral, quienes “tienen, algunas, doble y triple discriminación, por ser mujeres, por tener más de 45 años y por tener hijos”. “Las mujeres están sometidas a clichés y prejuicios sociales y la única forma de cambiar la conciencia de la sociedad es a través de la educación”, agregó Castro.

Por su parte, Ana Mengibar hizo hincapié en la necesidad de que las instituciones educativas en general, y las universidades en particular “adquieran el compromiso para que la formación sea accesible a las personas con diversidad funcional”, y recalcó la importancia de que “comprendamos que todos somos iguales, que entendamos la discapacidad como algo normal en la sociedad y que desde las administraciones públicas se apliquen las políticas de diversidad”.

Tomás Martín aseguró que “las personas con problemas de salud mental se enfrentan a numerosas barreras para la integración laboral y el desempleo afecta a este colectivo más que al resto de las personas con discapacidad”. Y recalcó que uno de los objetivos de la asociación que preside es lograr romper esta barrera laboral y que las organizaciones “acojan a personas diferentes y con valores distintos”.

Erio Ziglio habló de la resiliencia como forma de cambio para poder asumir las capacidades de todos los colectivos, y recordó que “hay que posicionar la diversidad en las empresas, en las ciudades, en los países…para que sea un valor en alza, que refuerce las capacidades y mejore los colectivos.